Primer ministro griego, Yorgos Papandreu
La sorpresa precedió a la irritación ante la propuesta del primer ministro griego, Yorgos Papandreu, de plantear en referéndum la aceptación del plan anti-crisis de la Unión Europea. Parece que nadie esperaba que Grecia tuviese algo que decir sobre su propia economía, sin duda lo más lógico era pensar que los dirigentes griegos agacharían la cabeza y el pueblo aguantaría los recortes mientras los políticos europeos se hacen cargo de salvarles el pellejo. Obviamente esto no ha sido así, y nadie debería sorprenderse por ello, lo realmente sorprendente es el extraño comportamiento del primer ministro Papandreu. La misma persona que alababa y se derretía en agradecimientos hacia el plan de rescate diseñado por la cumbre europea, presentaba ayer su intención de convocar un referendo para que sean los ciudadanos griegos los que decidan si aceptan o no esta ayuda, ciudadanos a los que no había escuchado hasta ahora mientras llevaba a cabo durísimos recortes públicos. ¿Qué ha llevado al líder heleno a tomar esta decisión? Quizá quiera cubrirse las espaldas antes de llevar a cabo los recortes anti-crisis, si el pueblo apoya el plan nadie podrá acusar a Papandreu de actuar en contra de los intereses populares (claro que en cierto modo ya lo ha hecho). También es muy posible que esto no sea más que una forma desesperada de retrasar lo máximo posible la convocatoria de las elecciones anticipadas que la oposición griega lleva tiempo reclamando. El primer ministro también anunció simultáneamente que someterá la gestión de su gobierno al voto del Parlamento, teniendo en cuenta que son 300 los diputados y 153 los fieles a la política de Papandreu, no le será difícil conseguir los 151 votos a favor que necesita para legitimizar su gobierno. Visto en conjunto parece que todo este revuelto no es más que una consecuencia inevitable del plan de Yorgos Papandreu para reforzar los apoyos de su gobierno en un momento en el que la crisis extrema las tensiones entre el pueblo, sus gobernantes y sus oponentes políticos. Pero claro, tan solo son conjeturas.


0 comentarios:

Suscripción gratuita por correo

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores en Blogger