Puedo contar con los dedos de la mano las pocas veces que he estado por completo de acuerdo con las palabras de Ignacio Escolar. Periodista español de considerable reputación pero cuyo nombre siempre va ligado a la misma connotación: “rojo”. Y no es para menos. Fundador y columnista de Público, ocasional firma en Estrella Digital, colaborador de la Ventana, en Cadena SER. Su historial te avisa de antemano para que leas todo lo que escribe con cautela, sabiendo que en cualquier momento soltará algún mordisco dialéctico al “equipo contrario”. No obstante, considero que Escolar defiende su postura de una forma realmente respetable y, aunque de vez en cuando  roce la subjetividad, suele ceñirse a la realidad y no mentir, quizá ocultar la verdad, pero no mentir.

Dicho esto, creo que puede resultar interesante el nuevo artículo que Ignacio Escolar publicó hace poco en su blog. Trata sobre la sanidad española. Puede servir como respuesta a la horda de gente convencida de que el modelo sanitario español es insostenible para nuestra economía. Los recortes en sanidad son de las pocas medidas de la era Rajoy que realmente me han molestado. Básicamente porque no lo entiendo. Hay cientos de agujeros en los que se derrocha el dinero y tienen muchísima menos utilidad que la sanidad. Los populares pueden ser muchas cosas, pero no creo que sean tontos (aunque esto lo digo sin mucho convencimiento), y me resulta sospechoso esta obsesión por privatizar un servicio público totalmente eficiente de por sí e imponer un copago para financiarlo, siendo que se caracteriza por ser de los más baratos de Europa. 




2 comentarios:

Arturo Capdesolà dijo...

Personalmente, creo que nos encaminamos a un modelo americano de sanidad en el que el sector privado absorberá los recursos del sector público, no es un problema de eficiencia sino de capacidad de generar recursos económicos. Españoles el neoliberalismo ha llegado.

Muy buen blog.

Blendder dijo...

Pues francamente, si nos encaminamos hacia ese modelo espero que al menos nos quedemos en el camino. Estoy de acuerdo contigo, pero no creo que un neo-liberalismo tan feroz como el estadounidense (o el alemán) tenga cabida en España.
Gracias, e igualmente.

Suscripción gratuita por correo

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores en Blogger